Easy Fix para el controlador Xbox One no se enciende | Ninguna energía

Su consola Xbox One puede convertirse en un ladrillo frustrante si tiene un controlador que no funciona para usarlo. Esta guía lo guiará a través de los pasos de solución de problemas si su controlador Xbox One no se enciende por cualquier motivo.

Los controladores de Xbox One están diseñados para funcionar durante años y son bastante duraderos. Pero al igual que cualquier dispositivo electrónico, también puede encontrar problemas y uno de los más comunes es la falta de encendido. Afortunadamente, en muchos casos, este problema es temporal y se puede solucionar fácilmente a nivel de usuario. Las causas más graves pueden requerir ayuda profesional o reemplazo, pero la mayoría de los problemas del controlador de Xbox One son relativamente fáciles de solucionar.

Por qué un controlador de Xbox One no funciona o no se enciende

Hay varias razones por las que un controlador de Xbox One no se enciende. A continuación se presentan las causas comunes de este problema.

Baterías vacías.

Si su controlador ha estado presente, es posible que la batería simplemente se haya quedado sin energía o que necesite una recarga (si está usando el tipo recargable). Si no se instala correctamente, un paquete de baterías también puede provocar que el controlador se muera o que no se encienda en absoluto.

Aunque puede usar cualquier marca de batería, no todas las baterías funcionan bien. Intente cambiar a una mejor marca de batería si las que tiene no funcionan bien.

El propio kit de carga y reproducción de Microsoft, que incluye un paquete de baterías recargables, es bastante decente, pero puede morir eventualmente si alcanza sus ciclos de recarga máximos. Reemplace la batería recargable con un juego de baterías AA estándar para ver si la primera está muerta.

Batería o contactos dañados.

Los contactos de la batería dañados, los componentes metálicos que se conectan a las puntas de las baterías, pueden desgastarse. Una mala conexión con la batería también puede hacer que el controlador deje de funcionar.

Puede intentar quitar la batería y ver si hay algún signo obvio de daño en los contactos.

Accesorio de carga roto.

El kit de reproducción y carga que viene con su consola puede dañarse si no tiene cuidado con él. El cable tiene alambres diminutos en el interior que pueden romperse si constantemente tira con fuerza o dobla el cable. Si tiene un segundo controlador, intente verificar si se carga normalmente cuando use el kit de reproducción y carga. Si el segundo controlador no se carga, reemplace el kit.

Problema de firmware (raro).

Un firmware es un tipo especial de software que permite que un hardware como su controlador interactúe con el software en la consola. Si el firmware de su controlador se daña durante una actualización, puede hacer que el controlador deje de funcionar.

Mal funcionamiento del hardware invisible o desconocido.

Las fallas internas de hardware o los daños en la placa del controlador que no puede ver también pueden causar un problema. Esto suele ocurrir si deja caer el controlador o lo moja. Aunque el controlador puede verse bien por fuera, un componente roto en el interior puede provocar un cortocircuito en la pequeña placa interior y hacer que otras piezas fallen por completo.

Solución de problemas de un controlador de Xbox One que no se enciende

Tiempo necesario: 10 minutos

Puede realizar algunos pasos de solución de problemas para ver si puede arreglar su controlador para que funcione nuevamente.

  1. Revise las baterías.

    Retire las baterías actuales que está usando y vea si el controlador de Xbox One se vuelve a encender con un nuevo juego.

  2. Verifique si el cable de carga o el kit de carga y reproducción son buenos.

    Si está utilizando el kit de reproducción y carga, intente utilizar tanto el cable como la batería con un segundo controlador. Si no tiene otro controlador, pida prestado uno a un amigo. Reemplace cualquiera de los accesorios dañados si es necesario.

  3. Compruebe si hay problemas de firmware.

    Esto puede ser algo poco común pero pueden ocurrir problemas de firmware del controlador. Para verificar si el controlador ha encontrado un problema de firmware, necesitará un segundo controlador que funcione. Esto es lo que debes hacer:

    Conecte el controlador que no funciona a la consola Xbox One con un cable USB. Asegúrese de que este cable funcione.

    En su segundo controlador (que está conectado a la Xbox), presione el botón Guía (el botón con el logotipo de Xbox).

    Vaya a Sistema> Configuración> Kinect y dispositivos> Dispositivos y accesorios .

    Busque el controlador no funcional en la lista de dispositivos conectados y seleccione Actualización requerida . Nota: Si no hay una opción de actualización requerida y solo ve Configurar , esto significa que el controlador está ejecutando el firmware más reciente.

    Seleccione Actualizar ahora .

    Espere a que el controlador termine de actualizarse y verifique si el controlador está funcionando.

  4. Conéctese a la consola con un cable USB.

    En algunos casos, un controlador que no se enciende cuando se usa una batería puede funcionar cuando se conecta a la consola Xbox a través de USB. Pruebe esta configuración y vea si puede hacer que el controlador funcione antes de tirarlo o reemplazarlo.

  5. Conseguir un reemplazo.

    Si ninguna de las soluciones anteriores ha funcionado hasta ahora y su controlador Xbox One aún no se enciende, puede haber un problema más profundo que lo esté causando. Necesitará obtener un nuevo controlador en este caso.

Lecturas sugeridas:

  • Pasos sencillos para ver o transmitir Netflix en Xbox One
  • Maneras fáciles de reiniciar (reiniciar) o apagar una Xbox One
  • Solución fácil para Xbox One con un problema de disco atascado (la unidad de disco no se abre)
  • Cómo arreglar Xbox One no se puede conectar a Wifi | Wifi no funciona

Obtenga ayuda de nosotros

¿Tiene problemas con su teléfono? No dude en contactarnos a través de este formulario. Intentaremos ayudar. También creamos videos para aquellos que quieran seguir instrucciones visuales. Visite nuestro canal de YouTube GalaxyS2 para solucionar problemas.